Inicio Descubre ¿Por qué los volcanes tienen esa temible fuerza arrolladora?

¿Por qué los volcanes tienen esa temible fuerza arrolladora?

0
¿Por qué los volcanes tienen esa temible fuerza arrolladora?

En 1815 la humanidad sucumbió ante las entrañas del planeta. El monte Tambora, ubicado en la isla de Sumbawa, en Indonesia, entra en erupción. Se estima que unas 10 000 personas murieron en el acto. Otras 80 000 murieron más tarde a causa de las alteraciones en el clima causadas por la explosión, que derivaron en pérdidas de cosechas, hambruna, etc.

ashVeamos los elementos destructivos que están asociados a una erupción volcánica:

  1. Piroclastos: son cenizas y otros fragmentos sólidos esparcidos al aire. Se infiltran tanto en organismos vivos como en máquinas, produciendo problemas respiratorios tanto en animales como plantas y estropicios en infraestructuras y vehículos.
  2. Lahares: son los cauces que dejan los ríos de lava después de la erupción. Son como toboganes de muy alta velocidad para los restos de sedimento mezclados con agua una vez cesa la actividad volcánica, mezcla que destruye todo a su paso.

    lava-67574_1280

  3. Gases: lo más abundante es el vapor de agua a temperaturas descomunales, que no es mucho problema si te encuentras a varios kilómetros de distancia. Sí son un problema otros productos químicos –sobre todo derivados del azufre- expulsados en estado gaseoso y que son diseminados por toda la zona. Una exposición prolongada a estos compuestos es muy dañina para la salud.
  4. Ríos de lava: lentos pero imparables avanzan monte abajo arrasándolo absolutamente cualquier estructura. Es extremadamente difícil que maten directamente a personas, porque están muy cerca del volcán y son lentos. El problema reside cuando las emisiones de lava son más o menos constantes en el tiempo o muy abundantes, ya que el río continúa y continúa muchos kilómetros hasta que encuentra el punto más bajo donde estancarse.

volcano-547286_1280Todos estos factores dependen mucho de cada volcán, del tipo de lava, la ubicación, etc. Pero no cabe duda que son altamente destructivos y, a la vez, sorprendentemente bellos.

Otra cuestión interesante sería saber qué grado de predictibilidad tenemos ante este tipo de eventos naturales. Pues bien, los científicos han determinado que existen ciertos síntomas en la superficie terrestre que pueden avisarnos de una explosión volcánica, normalmente asociados al movimiento de tierra candente bajo el suelo: terremotos o temblores, emisiones de gases, aparición de grietas…

Lo que por ahora no podemos resolver es el momento exacto de la explosión una vez se detectan los síntomas, de manera que a veces la propia detección de estos es más lenta que la propia erupción.

Fuente: Batanga, Smithsonianmag

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here