Lo que necesitas saber sobre las vacunas

0
701

5

Foto de: Brian Hoskins 2008 – Freeimages

La vacunación es un método muy eficaz para prevenir determinadas enfermedades infecciosas. No obstante, hay que tener en cuenta que no protegen al 100%, por lo que deben aplicarse también el resto de métodos y normas preventivas disponibles.

Existen muchos tipos de vacunas, así como varias vías de administración (principalmente por inyección intramuscular o por vía oral). Cada vacuna tiene, asimismo, un calendario de administración, necesitándose la mayoría de las veces varias dosis (mínimo dos, siendo la segunda de recuerdo).

Estos fármacos han permitido disminuir enormemente la tasa de mortalidad, así como han mejorado la calidad de vida de las personas, previniendo numerosas enfermedades. Por desgracia, aún existen personas que tienen verdadero miedo a las vacunas, esencialmente a sus efectos secundarios, y optan por no vacunarse o no vacunar a sus hijos. Esta práctica no solo trae consigo un perjuicio para los individuos no vacunados, sino también para el resto de la población, pudiendo ocasionar un surgimiento y posterior expansión de un foco de enfermedad, que podría ser trasladada a otros países y provocar serios problemas de salud.

Por ello, es necesario comprender que las vacunas son necesarias y que muchos de los miedos existentes a su alrededor proceden de mitos falsos.

Utilizando como fuente una publicación de la Organización Mundial de la Salud en relación a los mitos acerca de la vacunación, los siguientes puntos dejan claro las cuestiones primordiales a tener en cuenta respecto a las vacunas:

  1. Las vacunas son necesarias a pesar de disponer de las mejores condiciones de higiene y saneamiento.
  2. La vacunación es muy segura. Los trastornos realmente graves son extremadamente raros.
  3. No existe una relación causal entre la administración de la vacuna combinada contra la difteria, el tétanos y la tos ferina, o la vacuna contra la poliomielitis y la muerte súbita del lactante.
  4. Aunque las enfermedades prevenibles por ciertas vacunas estén erradicadas en el país de residencia, ello no implica que haya que dejar de vacunarse, dado que los patógenos causantes de las enfermedades pueden ser traídos por viajeros provenientes de zonas en las que sí existe el agente infeccioso.
  5. Las enfermedades de la infancia prevenibles con vacunas no son algo inevitable en la vida.
  6. La administración simultánea de varias vacunas no incrementa el riesgo de efectos secundarios nocivos ni sobrecarga el sistema inmunológico.
  7. La vacuna de la gripe sí es eficaz y disminuye considerablemente las muertes por infección del virus de la influenza.
  8. La inmunización por vacunas es igual de efectivo que la inmunización por la enfermedad, siendo además más segura y daños colaterales como retraso mental o cáncer.
  9. No existe ninguna prueba científica que sugieran que la cantidad del compuesto de mercurio tiomersal utilizado como conservante en algunas vacunas sea dañino para la salud.
  10. Las vacunas no provocan autismo.

Vía: OMS.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here