¿Cuál fue el origen del espíritu de la Navidad?

0
1448

Al llegar el mes de diciembre comienzan a escucharse villancicos y canciones alusivas a la Navidad. En algunos países el comienzo de las festividades depende de la llegada del invierno y en otros de celebraciones religiosas que preceden las de Navidad.

Risas, abrazos fraternos, reuniones familiares, regalos, comida, todo ello es símbolo de la Navidad. Muchas personas en esa época adoptan una actitud más alegre y llenan sus hogares con adornos. A estas personas se les dice que tienen el espíritu navideño o que a su casa llegó el espíritu de la Navidad. Incluso algunos celebran la llegada de este espíritu a sus hogares.

child-577012_1920

La leyenda cuenta que esta celebración tiene su origen en los pueblos nórdicos hace más de 2000 años. Los celtas celebraban su fe con los fenómenos naturales por lo que hacían actividades especiales cuando ocurrían los solsticios y equinoccios, momentos en los cuales los sacerdotes o druidas invocaban al Espíritu de la Navidad. Para los nórdicos al llegar el invierno la naturaleza se renovaba y daba paso a cosechas más abundantes.

Al año se dan dos solsticios; de verano e invierno el 20 o el 21 de junio y el 21 o el 22 de diciembre, momentos en los que el sol alcanza su mayor o menor altura en el cielo. Igualmente, los equinoccios se dan dos veces al años; el 20 o 21 de marzo y el 22 o 23 de septiembre cuando los polos están a la misma distancia del sol. De esa manera en 1582 se adoptó el 21 de diciembre, día en el que la tierra entra en el solsticio de invierno en el hemisferio norte, cómo el día en el que cerca de media noche el Espíritu de la Navidad baja a la Tierra.

snowy-still-life-1057327_1920

Hay otra leyenda la cual cuenta que hace miles de años llegó al planeta un ser de una galaxia lejana; un viajero alegre, delgado, alto y de apariencia juvenil del que se desprendían destellos luminosos de color rojo y dorado los cuales se convertían en oro y piedras preciosas que recibían los pobladores como obsequios. Pero por su sabiduría se creyó que este ser era un anciano que rondaba por los parajes fríos donde tuvo origen la leyenda. Se dice que su imagen es parecida a la de Papá Noel, solo que anda con una túnica en vez de usar pantalones.

En diversos países se realizan rituales para recibir al espíritu de la navidad, el cual se cree trae abundancia, paz y amor para el nuevo año, por lo cual se le piden 21 deseos. Para su recibimiento cada 21 de diciembre algunas personas limpian sus casas con esencias de frutas cítricas como la mandarina, colocan flores y frutas, así como velas rojas y doradas. Luego reunidos en familia realizan un oración pidiendo perdón por las faltas y cada persona elabora una lista con 21 deseos que se le piden al Espíritu de la Navidad, la cual se debe guardar para ir cortando cada uno a medida que se cumpla y quemarlo. La lista de deseos debe estar encabezada por peticiones por el bien de la humanidad, el país, los amigos y familiares y de último las peticiones personales.

Fuentes: MIAMI diario, Wikipedia (1, 2), Luz Interior, Culturizando.
Imágenes cortesía de Pixabay.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here