¿Qué sucede cuando aguantamos las ganas de orinar?

0
713

Las ganas de orinar, son un deseo normal de nuestro cuerpo y a través de ese proceso se liberan toxinas, entre otras cosas; aguantar las ganas de orinar resulta ser poco saludable.

sculpture-967673_640

 

Sé que a muchos nos pasa (sobre todo a las mujeres), que por evitar usar baños públicos, preferimos aguantar las ganas, otras veces lo hacemos por un mal hábito, lo que no sabemos es que a largo plazo, esta situación que se puede convertir en costumbre, trae consecuencias dañinas para nuestra salud, no solo afectando la vejiga, creando infecciones urinarias, sino que también se refleja en órganos importantes como por ejemplo los riñones.

La vejiga tiene una capacidad de almacenamiento que ronda entre 150 y 220 ml de orina, dependiendo de la persona. Teniendo en cuenta que un vaso de agua aporta más o menos 200 o 250 ml de líquido, sumado al que aportan otros alimentos, la vejiga tiene que trabajar todo el día para poder vaciarse a tiempo.

El problema es que al no responder al deseo de orinar, los líquidos sobrecargan este órgano y dilatan sus paredes para poder almacenarse. ¿El resultado? La vejiga comienza a ensancharse y a mediano y largo plazo puede acarrear otras consecuencias graves para la salud.

fountain-911352_640

Como vemos, en esta cita textual, nuestra vejiga tiene una capacidad específica, el hecho de aguantar las ganas de orinar, contribuye a que esta se ensanche y a mediano o largo plazo genera problemas serios de salud.

¡Quieres saber que sucede con tu cuerpo cuando aguantas las ganas de orinar?, te puedo decir que la principal consecuencia son las infecciones urinarias, como ya te comenté anteriormente, por la orina se liberan toxinas y aminoácidos que al retenerse poco a poco generan daños en el tracto urinario y vejiga, una de las infecciones mayormente conocidas es la cistitis, la cual se convierte en una infección habitual sobre todo en las mujeres, aunque los hombres también pueden llegar a sufrirla por aguantar las ganas de orinar.

manneken-pis-299074_640

Aunque no lo creas, la aparición de cálculos en los riñones, puede darse por muchas causas, pero retener la orina es una de ellas, el aguantar las ganas de orinar, contribuye a que  sustancias como el calcio, el fosfato, el amonio y el magnesio, se cristalicen en el riñón creando las famosas piedras en los riñones.

El problema de aguantar las ganas de orinar, es que como veras las consecuencias son graves, incluso se puede presentar el caso de que el líquido se devuelva a los riñones y tengan que acudir al médico. Así, que piensa en todas estas razones para no seguir aguantando esas ganas de orinar. Es mejor que lo hagas cuando el cuerpo te lo pida, teniendo precauciones de donde lo hagas.

 

Fuente: mejorconsalud.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here