Inicio Emociónate Adorable niña literalmente se come todo lo que hay en casa

Adorable niña literalmente se come todo lo que hay en casa

0
Adorable niña literalmente se come todo lo que hay en casa

Lily Mullings, de dos años, y primera de dos hijas, sería una niña como cualquier otra si no fuera por el pequeño detalle de que es capaz de comer algo más que comida. Le gusta comer y masticar:

Esponjas, peluches, telas (alfombras, felpudos y ropa), cristal, pelo (sobre todo el de su hermana pequeña, además de pinceles, escobas, cepillos…) y en ocasiones tierra y arena.

come3

La familia reside a pocos kilómetros de la capital inglesa y su madre, ama de casa de 27 años, no le quita el ojo de encima a su hija bajo ningún concepto. Siempre anda preocupada por cuál es el siguiente objeto que se meterá en la boca. A veces la pilla escondida tras un cojín, pero ya es demasiado tarde: tiene un juguete de My Little Pony totalmente calvo. Su madre siempre le advierte de que se sentirá mal después de comer esas cosas, pero no hay quien la convenza, y más teniendo en cuenta la corta edad de la criatura.

come2El problema se agrava cuando la pequeña también siente la necesidad de comer cosas de otras casas cuando van de visita, sobre todo por la tendencia que tiene a masticar los productos de higiene personal. Esto es lo que más preocupa a su madre, pues puede ser fuente de contagios y no sólo de lo repulsivo que resulta la idea.

Cuando acudían al doctor en busca de ayuda, los médicos se encogían de hombros ante el diagnóstico de este problema; hasta que un día uno de los profesores del colegio sugirió que pudiera padecer pica. Y así lo confirmaron los médicos tiempo después. La pica es una enfermedad mental que consiste en consumir cosas que no son alimentos y/o que no son nutritivas. Así pues la persona es tendente a contraer infecciones, a tener obstrucciones en el aparato digestivo, y otras tantas afecciones producidas por esta mala ingesta.

come1Otra de las preocupaciones es que la hermana pequeña aprenda de la mayor, y más cuando ésta cada vez tiene menos interés por la comida convencional y mayor apetito por objetos cada vez más peligrosos.

Fuente: Catersnews

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here