5 consejos para ayudar a tu hijo a concentrarse

0
788

La capacidad de concentración es diferente en niño y otro. Algunos, aunque pocos, son capaces de ver la televisión por horas y otros por el contrario, no logran concentrarse ni durar quince minutos frente al aparato. De esta manera, podemos observar que hay niños que les cuesta mantener la atención en una sola tarea y suelen ser dispersos y sucumbir antes las distracciones.

book-15584_640De acuerdo con Educapeques.com:

La falta de concentración puede darse en diversos contextos: a nivel académico, en el desempeño de labores que suponen un esfuerzo extra por parte del niño/a, e incluso en  actividades que se presentan en el día a día y que aparentemente no suponen ningún tipo de dificultad.

Por este motivo, observa lo que puedes hacer para ayudar a tu pequeño a concentrarse de manera más prolongada en sus actividades:

Apoyo. Es importante que los padres sean pacientes mientras los hijos están aprendiendo a mejorar estas habilidades. Se debe dedicar un tiempo para ayudarle a desarrollar los correctos métodos de estudio, aplaudirle cuando haga bien las cosas en la escuela o en casa, sobre todo si se trata de sus tareas asignadas. Es recomendable establecer metas en conjunto y cuando el pequeño alcance una de ellas, recompensarlo con algo que le guste como un helado o un viaje al parque.

Dormir lo suficiente. El descanso físico y mental también ayuda a elevar la capacidad de tu hijo para concentrarse. Si los hijos tienen un buen descanso, con las horas apropiadas que necesita, es más probable que al terminar esta siesta, pueda concentrarse en las tareas de la escuela e indicarle cómo debe comportarse durante sus clases.

still-life-1037378_640Estudio de acuerdo a su edad. Según la página Ehowenespañol.com, para mantenerse en concentrado el niño debe recibir un estudio adecuado a su edad y a sus capacidades “habla con tu hijo y su maestro para asegurarte de que el trabajo escolar no sea demasiado difícil para tu niño. Si la actividad está por encima de sus capacidades personales, tu hijo se sentirá frustrado y se desconcentrará fácilmente”.

Hambre y sed. Para que el niño rinda y no se distraiga, hay que fijarse también en si ha comido o bebido algún alimento. Tener hambre o estar sediento, es una distracción hasta para un adulto. De esta manera, estudios han revelado también que comer pescado, aguacate y granos es bueno para ayudar a la concentración de nuestro cerebro.

Actividades en conjunto. Para ayudar a tu hijo es necesario que te involucres para poder darle lo que necesita. Por ejemplo, el ver películas y el leer libros o revistas y luego, comentar qué tal ha parecido, cuál fue su personaje preferido o qué piensa de una determinada escena hará que el pequeño se mantenga concentrado en lo que está viendo o leyendo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here